Palau se encuentra en uno de los escenarios más espectaculares de la costa noroeste de Cerdeña. No obstante el desarrollo turístico, que le confiere su forma actual, de pueblo solar y acogedor, Palau mantiene intacto su encanto gracias a las aguas transparentes y cristalinas, los colores y los perfumes de su exuberante vegetación mediterránea, las 20 playas de arena finísima, la belleza de sus costas modeladas con arte por la naturalezza a lo largo de 24 km, desde el Golfo delle Saline hasta la desembocadura del río Liscia y los sorprendentes tramos de costa granítica plasmada por el tiempo y el viento.

Una de las “obras de arte” más famosas realizadas por el viento, la Roccia dell’Orso, que debe el nombre justamente a su forma de oso, fue declarada Monumento Nacional en 1993 por su extraordinaria belleza. Desde sus 120 metros de altura sobre el nivel del mar se puede disfrutar de un extraordinario panorama de Palau y del cercano Archipiélago de La Maddalena.

Start typing and press Enter to search